Páginas

Reseña: Cazador de almas - Alex Kava

viernes, 26 de diciembre de 2014


En una cabaña aislada de Massachusetts, seis jóvenes dispuestos a morir se atrincheran esperando el asalto de agentes del FBI. En una zona boscosa de Washington, cerca del monumento a Franklin D. Roosevelt, aparece el cadáver de la hija de un senador. Para Maggie O´Dell, agente especial del FBI encargada de la investigación, estos dos casos están lejos de ser rutinarios. Experta en la elaboración de perfiles criminales, Maggie aporta un enfoque psicológico en casos en los que intervienen presuntos asesinos en serie. De ahí que no acabe de entender por qué se le asigna la investigación de dos crímenes sin relación aparente. Sin embargo, a medida que Maggie y su compañero, el agente especial R.J. Tully, se sumerjan en la investigación, descubrirán que ambos casos están unidos por un vínculo: el reverendo Joseph Everett, líder carismático de una conocida secta religiosa. ¿Es Everett un psicópata que utiliza su influencia para escenificar crímenes horrendos? ¿O es tan sólo la cabeza de turco de un asesino más astuto y retorcido que él?


En ''Cazador de almas'' arrancamos con un grupo de jóvenes que se encuentran atrapados en una cabaña y que se suicidan con cápsulas de cianuro, no sin antes asesinar a un agente, quedando un único joven superviviente.

Maggie O'Dell es nuestra protagonista, trabaja junto a J.R. Tully en el departamento de análisis de conductas del FBI y son asignados al caso de la cabaña.
Todo se complica cuando comienzan a aparecer chicas muertas, estranguladas y con una cápsula de cianuro en la boca.
Ambos crímenes están relacionados. Y no sólo eso. Los jóvenes pertenecían a un movimiento religioso impulsado por el reverendo Everett, un tipo misterioso y de turbio pasado, que escondía bajo la cabaña un arsenal de armas.

Pero... ¿Es el padre Everett además un asesino de mujeres? ¿Tan sólo es un líder manipulador que busca controlar a su rebaño? ¿Tiene algún plan terrorista? ¿O acaso hay alguien más detrás de los crímenes?

A esas incógnitas se enfrenta Maggie mientras lucha con los fantasmas de su propio pasado.

La verdad es que me ha gustado bastante, es una novela que engancha bastante rápido y que te mantiene expectante.
Me ha parecido interesante ver un poco el funcionamiento interno de las sectas, y el padre Everett realmente me ponía nerviosa.
Además cabe destacar que los cadáveres están descritos de forma magistral.

La única pega que le veo es el final, me di cuenta mucho antes que los protagonistas de quien es el asesino, y la sensación era: ¿Son idiotas o qué? ¿No es obvio?

Sobre el final, aunque no me sorprendió el asesino si me sorprendió la forma de desarrollarse, no me esperaba para nada la decisión final del asesino.

A pesar de eso, me ha gustado mucho, me ha enganchado desde el principio y la recomiendo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Podéis decirme que opináis. Tengo dos normas sobre los comentarios: SIEMPRE contesto y SIEMPRE los devuelvo.