Páginas

Reseña: La Casa Holandesa - Ann Patchett

jueves, 28 de mayo de 2020

¡He vuelto! Y esta vez espero que sea definitiva. Por lo menos tengo intención de reseñar todo lo que he ido leyendo estos días de pandemia y dejarlo programado. Espero que todo os esté yendo bien, seguro que salimos pronto de esta. 


A finales de la Segunda Guerra Mundial, a Cyril Conroy lo visita la suerte: hace una única pero muy inteligente inversión que le permite poner en marcha lo que se convertirá en un gigantesco imperio inmobiliario. El negocio catapulta a su familia desde la pobreza a una ingente riqueza, y su primera decisión es comprar la Casa Holandesa, una rica mansión a las afueras de Filadelfia. La casa, que pretende ser un regalo para su esposa Elna, terminará marcando los designios de toda la familia. Elna, incapaz de soportar la vida en una mansión como aquella, abandona a su familia para entregarse a los más necesitados. Maeve, la hermana mayor, se verá obligada a ejercer de madre para Danny, el pequeño. Circunstancias imprevisibles golpean a los hermanos, que se ven obligados a abandonar su casa de ensueño y rayan de nuevo la pobreza de la que habían escapado sus padres. La adversidad y una profunda nostalgia hacia el hogar que les ha sido arrebatado forjarán un vínculo indestructible entre ellos." La Casa Holandesa " es un cuento de hadas sembrado de claroscuros, un relato sobre un paraíso perdido que ahonda en cuestiones como la memoria, el amor y el perdón.


La casa holandesa fue la primera lectura que me llegó con la suscripción de Bookish y la verdad es que cuando vi de que iba y demás me decepcioné un poco, no es el tipo de lecturas que yo suelo hacer. Sin embargo, como el concepto de la caja me encanta y quería mantener mi suscripción me lancé a leerlo.
Danny nos cuenta su historia y sobre todo la historia de su hermana mayor, Maeve. Es una novela realista y agradable de leer que básicamente nos cuenta un drama familiar del copón.


La historia tiene a dos hermanitos cuya madre los abandona y deja a cargo de su padre. Tenemos a un padre que vuelve a casarse con una mujer que tiene dos hijas y que resulta ser la típica madrastra malvada que se hace con el control de todo y que no siente ningún afecto por Danny y Maeve. Y las cosas se terminan por poner feas del todo cuando se terminan viendo en la calle.


La lectura fue bastante rápida, como he dicho se trata de un libro agradable de leer. No resulta pesado ni aburrido en ningún momento. Vamos siguiendo el curso de los acontecimientos de la mano de Danny desde su infancia hasta su adultez y sobre todo vamos a ver una relación de hermanos fuerte y bonita. Se quieren muchísimo, cuidan el uno del otro y siempre se apoyan. 

Es una novela adecuada para aquellas personas que tengan ganas de leer algo realista y íntimo. En mi caso, dado que no es mi género literario favorito la he disfrutado a medias.