Páginas

Reseña: El Lado Perdido - Sally Green

lunes, 31 de diciembre de 2018

¡Hola Bellos y Bellas! Último día del año y entrada que he dejado mega-programada. Hay que respetar los lunes de reseñas y encima en esta ocasión será la última entrada del año. Me alegro que el blog cierre el año con esta trilogía porque ha ido de menos a más y debo decir que queda absolutamente recomendada. Y sin más... ¡FELIZ AÑO A TODOS!
Después de que la Alianza quedara prácticamente destruida, Nathan se vio obligado a ser partícipe del más doloroso crimen. Ahora su sed de venganza es cegadora. No le deja dormir, sus visiones están bañadas en sangre y no descansará hasta aniquilar a todos los que han hecho de su vida un infierno. Pero como ha sucedido desde el principio, Nathan tendrá que tomar partido,no sólo en el combate final entre los dos bandos enfrentados en el exterior, sino también entre los dos lados que luchan dentro de él. De su decisión dependerá lo que ocurra, y sólo él tiene el poder para que todo arda o para que una esperanza pueda nacer.El lado perdido es el explosivo final de la trilogía Una vida oculta. Una bomba que aturde los sentidos. Un terremoto. Un sismo indescriptible.


Voy a ser sincera. Me quedé muy chof con el final.

Peeeeero, no voy a decir que ese sea un motivo para no animarse con la trilogía, la verdad es que tiene bastantes puntos a favor que invitan a sumergirse en ella.

Primer punto a favor: Realismo de los sentimientos de los personajes.

Nathan ama y odia de una forma muy realista, y puedo decir lo mismo de todos los demás. Pienso que la confusión, la dualidad de sentimientos y la dificultad de aceptar ciertas cosas (como el hecho de amar a su padre a pesar de ser un asesino) hacen de Nathan un personaje muy humano al que es fácil querer.
Y lo cierto es que esto sucede con todos los personajes en los que se profundiza un poco.

Segundo punto a favor: El romance.

No es de extrañar, puesto que si los sentimientos son realistas, el romance también. Además da un vuelco que a mí me sorprendió y me gustó y debo decir que no es el tema principal de la trilogía.

Tercer punto a favor: Nathan.

Nathan es un personaje muy especial. La historia se narra en primera persona y esto nos permite conocerle a fondo a la vez que vemos la imagen que proyecta (que no tiene NADA que ver con como es él realmente). Nathan es sensible y vulnerable y sobretodo está lleno y de luz y oscuridad. No quererle es imposible.

Cuarto punto a favor: Los demás personajes.

TODOS tienen su magia, todos son especiales y diferentes. Lo cierto es que pocas veces he encontrado novelas juveniles donde todos los secundarios tuvieran ese encanto.

Y ya está.

El final me deprimió, pero me gustó de todas formas.

Claramente os la recomiendo si os gusta el género juvenil donde el romance es importante, pero no lo principal.

4 comentarios:

  1. ¡Hola! Una pena que te dejará un poco mal el final, no he leído la trilogía pero le tengo curiosidad.
    ¡Gracias por la reseña y feliz 2019!

    ResponderEliminar
  2. Qué guay que te haya gustado tanto, tengo los libros pendientes en casa :)

    ResponderEliminar

Podéis decirme que opináis. Tengo dos normas sobre los comentarios: SIEMPRE contesto y SIEMPRE los devuelvo.